inspiración boda otoñal-2

Cada vez son más las parejas que se decantan por celebrar una boda otoñal, pero queremos saber porqué.

El otoño es una estación que por sí misma tiene un encanto especial porque tiene el poder de transformar los paisajes.

Las tonalidades naranjas y ocres de las hojas de los árboles son los ‘culpables’ de ello, haciendo que se cree una atmósfera casi mágica. Lo que podéis aprovechar también para crear una decoración especial.

Y aunque el clima pueda resultar un poco impredecible, lo que sí tenemos claro es que ya no nos acompañan las altas temperaturas veraniegas, por lo que los invitados (sobre todo ellos) y novios, pueden sentirse mucho más cómodos, lo que al final hace que todos disfruten del día de una forma más confortable. Y es que ir de traje en pleno verano ‘agobia’ a más de uno.

En una boda otoñal hay que sacar el máximo partido a la luz del atardecer y vuestro fotógrafo lo agradecerá. Aprovechar las tonalidades doradas para haceros unas fotos inolvidables y tendréis ¡unas preciosas fotos al atardecer como recuerdo!

Y a la hora de ultimar detalles en la organización, contar con el verano por el medio os puede dar mucha tregua a ambos. Algunos aprovechan unos días de vacaciones para dejar todo solucionado y ¡sin prisas!. Otros prefieren cogerse unos días para hacer una escapada y desconectar del mundo, de los preparativos, etc, y de paso broncearse, volviendo con un bonito color y las pilas cargadas antes del ‘día B’. Por último, no nos olvidemos de las respectivas despedidas de [email protected] ¡el verano es ideal para celebrar una despedida inolvidable!

¿Y vosotros estáis pensando en celebrar una boda otoñal :)?